Uso de geotextil para drenaje profundo en carretera de Brasil

Ejecución del drenaje profondo

De Mexichem Bidim Brasil –El proyecto de drenaje profundo del tramo del km 193 (en Queimados, estado de Río de Janeiro, Brasil) de la Carretera Presidente Dutra (que conecta a Río y São Paulo), fue motivado por la necesidad de un drenaje en el suelo para reducir la incidencia de agua en la estructura del pavimento. Se realizaron drenajes en los puntos críticos de la vía desde el tramo que sale de Río de Janeiro hasta la ciudad de Itatiaia. A lo largo de toda la carretera se aplicaron drenajes transversales cada 60/70 cm, conduciendo el agua a través de la tubería de drenaje hasta el alcantarillado del talud.

Para ello se instaló un manto geotextil de poliéster que tenía un área de 18.060 m², una resistencia mínima longitudinal a tracción de 10 kN/m y una resistencia mínima transversal a tracción de 9 kN/m.

El proyecto – El material de la vía fue retirado mediante el uso de una fresadora, se retiró un espesor que varío entre 68 y 90 cm de profundidad, dependiendo del tipo de subrasante. Después del fresado, fue ejecutado un corte en la parte lateral de la vía por medio del uso de una zanjadora, dicho corte se realizó junto al talud y tenía dimensiones de 40x40x40 cm, posteriormente se realizó el lanzado del geotextil junto con la grava con diámetro máximo de 32 mm.

Después de la realización del drenaje, fueron ejecutadas las capas de la estructura del pavimento, primero lanzándose una capa de grava bien graduada (BGS, por sus siglas en portugués), luego una capa de agregados bien compactados (rachão en portugués) y después de esta aplicación se optó por el lanzamiento de una “sal” con concreto asfáltico mezclado en caliente (CBUQ, por sus siglas en portugués) y se repitió el proceso.

Por último se lanzaron 10 cm de asfalto premezclado en caliente (PMQ, por sus siglas en portugués y 12 cm de concreto asfáltico mezclado en caliente. Pasadas 72 horas después de la ejecución del trabajo, se pasó la viga Benkelman y se retiraron unas muestras de la estructura, para la ejecución de pruebas con el objetivo de realizar el control de calidad en obra.

A lo largo de la carretera cada 60/70 cm se realizó un drenaje transversal al eje de la vía, revestido con geotextil, grava con diámetro máximo de 32 mm y una tubería de drenaje perforada, la cual drenaba el agua hacia el alcantarillado del talud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.