Entrevista al Dr. Julio Ferreira Durante el Evento GeosPerú 2017

Entrevista – Julio Ferreira, TRI AmbientalEnsayos geosintéticos, TRI AmbientalEnsayos geosintéticos, TRI AmbientalEl Dr. Julio Ferreira es el actual Director de Operaciones Brasileras de la empresa TRI Ambiental, realizó sus estudios de pregrado y maestría en la universidad de Sao Pablo en Brasil y posteriormente viajó a la Universidad de Texas en Austin, donde realizó su doctorado. Tuvo la oportunidad de trabajar para TRI en Estados Unidos y actualmente está trabajando para la misma empresa en Brasil. El hecho de poder haber tenido un recorrido tanto académico como laboral entre Sudamérica y Norteamérica, le ha dado una perspectiva de las diferencias y semejanzas del trabajo con geosintéticos entre estos dos lugares, ya que aunque los proyectos usualmente quieren alcanzar las mismas metas, las formas en que las personas los abordan o la manera en la que las normas rigen estos proyectos, pueden variar entre países.

Durante el evento Geos Perú 2017, Geosynthetica.es tuvo la oportunidad de conversar con el Dr. Julio Ferreira acerca de dichas semejanzas y diferencias, adicionalmente se abordó la situación actual de la industria, las falencias con las que cuenta y las proyecciones para el futuro.

Acerca de las semejanzas que comparten los profesionales de los geosintéticos de Norteamérica y Sudamérica, el Dr. Ferreira desde su perspectiva en el mercado de Brasil, piensa que una de las principales similitudes se encuentra en los fabricantes de geosintéticos, quienes generalmente comparten las mismas preocupaciones en la implementación de estos materiales. Adicionalmente, la visión general de los proyectos, que tienen los fabricantes es la misma sin importar el lugar, dado que todos cuentan con un gran conocimiento acerca de las propiedades de los materiales y las formas en que estos deben ser dispuestos para que tengan un correcto funcionamiento, por lo cual usualmente las metodologías en campo también son las mismas. Adicionalmente, al mirar los casos específicos entre Estados Unidos y Brasil, la experiencia con los geosintéticos del país sudamericano se ha visto fuertemente influenciada por Estados Unidos, lo que hace que tengan en general prácticas semejantes, aunque es importante resaltar que Brasil también ha tenido una fuerte influencia por parte del continente europeo.

En cuanto a las diferencias entre un país sudamericano como Brasil, y Estados Unidos, estas se basan principalmente en que el país Norteamericano tiene un enfoque de conocimientos que se ha desarrollado de una forma más autóctona. Esto es causado principalmente porque en Estados Unidos se ha tenido que manejar proyectos de gran tamaño, además en Norteamérica el conocimiento de los geosintéticos es más difundido dado que llevan trabajando estos materiales por más tiempo, lo que también ha hecho que estén más familiarizados con los geosintéticos, sus problemas y su control en campo.

Muestra del control en campo de los geosintéticos, se ve en el desarrollo de normativas en Estados Unidos. Este es el caso de una norma de la EPA (Environmental Protection Agency) del año 1993, la cual es una guía técnica para el control de sistemas en proyectos ambientales. Dicha norma ha ayudado a diseminar, en gran medida, todo el conocimiento acerca de los geosintéticos en este país. Por el contrario, en Brasil no se ha desarrollado aún una metodología semejante, aunque se cuenta con algunas políticas generales del gobierno acerca del trabajo de los geosintéticos en rellenos sanitarios. No obstante, estas no tienen el contenido técnico necesario como sí lo hacen las normativas de la EPA y esto ha causado una diferencial trascendental en el trabajo de estos materiales entre estos dos países. Cabe notar que aunque en Brasil pueden ser muy estrictos en cuanto al control de calidad en la fabricación de materiales como las geomembranas o las geoceldas, por el contrario no tienen medidas rigurosas en cuanto a la instalación de estos materiales.

Otro aspecto importante, ahora que el Dr. Ferreira está trabajando en Brasil, es destacar el sector de la industria de los geosintéticos que más se encuentra en desarrollo actualmente, el cual sin lugar a duda es la minería. Esto se relaciona con los geosintéticos por el valor agregado que estos materiales representan para estos proyectos de largo tiempo. Adicional a los proyectos mineros, en Brasil, se está desarrollando un importante proyecto que es la Transposición del Río San Francisco, el cual ha requerido el uso de una cantidad importante de geomembranas, la finalidad del proyecto es brindarle agua a una de las regiones más secas de este país.

Con respecto al país de Latinoamérica que actualmente está desarrollando más la industria de los geosintéticos, se destaca el caso de Perú y también de Chile. El desarrollo de estos países en el uso de los geosintéticos, se debe principalmente a la fuerte industria minera que estos países han venido desarrollado. Además, otro punto a favor en el caso particular de Perú, es que ha tenido importantes avances en cuanto a las técnicas para el control de calidad de los sistemas, superando a países como Brasil.

Desde una perspectiva al futuro de los procesos de estandarización y ensayos, el Dr. Julio Ferreira piensa que se están desarrollando nuevas tecnologías, entre las que sobresalen las pruebas de detección geoeléctrica de fugas. De esta metodología, existe una norma ASTM que corresponde a la ASTM D7007, la cual aborda la tecnología que utiliza el sistema dipolo para la localización de fugas en la geomembrana. Esta tecnología es usada sobre geomembranas que se encuentren cubiertas ya sea por agua o por un material sólido, y lo que utilizan es un elemento conductor que genera un cambio de polaridad mostrando así la fuga en el revestimiento. TRI Ambiental es una compañía líder en la implementación de estos métodos, ya que cuenta con sus propios equipos y además tienen un sistema GPS automatizado, que facilita al cliente no solo la localización de los posibles orificios en el material, sino que también, muestra un mapa de las líneas equipotenciales de voltaje, lo que lo convierte en un sorprendente método de control para estos materiales. Lo que se espera en el futuro es que estos métodos se desarrollen a una mayor profundidad y que además sean utilizados en la mayoría de sectores donde tengan aplicabilidad.

La tecnología de las geomembranas conductivas lleva un tiempo considerable en el mercado, sin embargo, el incremento del número de fabricantes que la están empezando a producir es un tema reciente. La capa inferior de las geomembranas conductivas, tienen una mayor cantidad de contenido de carbón y unas propiedades que la hacen eléctricamente conductivas. Actualmente, la clave para usar métodos para la detección geoeléctrica de fugas, es el uso de geomembranas conductivas. Sin embargo, aunque estas tecnologías van a tener en el futuro un desarrollo mayor, no reemplazarán en su totalidad el uso de geomembranas convencionales, ya que tienen mayores costos y mayores complicaciones en cuanto a sus métodos de instalación para lograr un medio conductivo continuo. No obstante, se espera que para proyectos de gran envergadura, su uso se vuelva más frecuente ya que permite encontrar orificios de tamaños muy pequeños que llegan a diámetros tan pequeños como 1 mm.

Adicionalmente, en la actualidad existe una lluvia de ideas en la industria de los geosintéticos acerca del desarrollo de mejoras tecnológicas para estos materiales, entre las que sobresalen las geomembranas que resisten altas temperaturas y el uso de GCL de bentonita para el control de lixiviados agresivos, producto de prácticas mineras. También en países como Australia, están desarrollando nuevas tecnologías de geotextiles conductivos de alta resistencia.

En cuanto a los aspectos a mejorar con respecto a los geosintéticos, en la actualidad se destaca la falencia mundial que tiene el estudio de estos materiales en las universidades tanto a nivel de pregrados como de maestrías. Inclusive en los programas de estudio de las universidades que se desarrollan exclusivamente alrededor de la geotecnia, el estudio de los geosintéticos sigue siendo muy limitado. Con seguridad, si se invirtieran más esfuerzos en la enseñanza de estos materiales desde la academia, en un corto tiempo se verían grandes beneficios para la industria de los geosintéticos. El hecho de que se expanda el conocimiento de estos materiales en las universidades, seguramente hará que más personas se interesen en estos, lo que seguramente traerá nuevas ideas para su desarrollo e implementación.

La perspectiva de los geosintéticos del Dr. Julio Ferreira resulta muy interesante, ya que cuenta con experiencia en el trabajo de estos materiales tanto en Norteamérica como en Sudamérica. En conclusión, el uso de los geosintéticos tiene variaciones importantes entre países, pero estas diferencias se deben principalmente al nivel de desarrollo de normativas que se tiene en cada país, porque si bien algunos cuentan con metodologías estrictas para su fabricación, podrían complementarse con otros países que son más rigurosos en las normativas para su implementación. No obstante, en el mundo se continúan desarrollando nuevas e importantes tecnologías, que se espera tengan más avances en el futuro, así como un mayor uso en los proyectos. Finalmente, la principal falencia en la actualidad de los geosintéticos es la falta de difusión de su conocimiento en las universidades. Actualmente, el conocimiento que se tiene de estos materiales ha sido en gran medida de tipo empírico, sin embargo, se han desarrollado importantes progresos. Si se estudian estos materiales en profundidad desde las universidades, con seguridad se logrará tener innovaciones significativas que serán grandes aportes para la industria.

TRI Ambiental: www.tri-ambiental.com.br