Degradación Térmica de Geosintéticos en Pavimentación

Los doctores Jaime Rafael Obando Ante, Ennio Marques Palmeira y Maria José Araújo Sales, de la Universidad de Brasilia (UnB) presentaron en el Cobramseg 2015 un estudio sobre “Degradación Térmica de Geosintéticos en pavimentación”. En esta investigación, se presentan los resultados de los cambios en las propiedades mecánicas de cuatro tipos de geosintéticos empleados en la rehabilitación de repavimentación asfáltica, sometidos a un proceso de degradación térmica bajo condiciones controladas de laboratorio. Los cuatro geosintéticos empleados fueron: geomalla de poliéster; geocompuesto con recubrimiento asfáltico PVA; malla de fibra de vidrio integrada en capa de poliéster; y refuerzo de fibra de vidrio con capa de polímero modificado y adhesivo a presión.

La durabilidad de un geosintético puede ser entendida como la capacidad que el material tiene para mantener determinadas propiedades a lo largo de la vida útil de la obra. Los geosintéticos empleados en el tratamiento del fenómeno de reflexión de grietas están sometidos a efectos que pueden comprometer el desempeño del refuerzo y al mismo tiempo del compuesto (mezcla asfáltica reforzada), durante el proceso constructivo del reasfaltado.

Uno de los factores de degradación de los geosintéticos empleados en pavimentación, es la temperatura de la mezcla asfáltica que, en el caso de mezclas mecanizadas en caliente, deben mantener un determinado valor para garantizar una viscosidad del cemento asfáltico, que permita efectuar el proceso de compactación. Esta temperatura generalmente está entre 100°C y 150°C.

El proceso de degradación empleado en esta investigación consistió en la representación, en un invernadero de laboratorio, de las variaciones de temperatura que ocurren durante el proceso constructivo de una repavimentación asfáltica. Para efectos de la simulación, se obtuvieron datos de tiempo y temperatura durante el proceso de instalación, compactación y enfriamiento de la mezcla asfáltica, para posteriormente representar las mismas condiciones de campo, bajo condiciones controladas de laboratorio. Los ensayos de resistencia se realizaron en muestras en estado original (sin efectos térmicos) y en muestras envejecidas. Los resultados obtenidos mostraron una disminución de la resistencia a la tracción y de la rigidez del material.